Archivo del sitio

Con unas pedaladas, muchos resultados

Un decálogo para viajar y ser responsables

Andamos ya preparando viajes, sea un lugar cercano o una lejano, también viajando tenemos que ser responsables. Compartimos a continuación un artículo de canal solidario en el que nos presentan algunas pistas tomando los 10 consejos que da la web Turismo Solidario y Sostenible para viajar de manera responsable. Si quieres ver ejemplos y contraejemplos de cada uno de estos consejos, puedes ampliarlos en esta información.

1. Empatiza con el entorno, es decir, puede ponerse en la situación de las personas (o incluso animales) con los que se relaciona y comprender mejor sus reacciones ante su presencia.

2. Aprende de lo que ve para poder adaptarse al nuevo entorno. Viajar es la mejor experiencia de aprendizaje (ver http://www.mundoescuela.net)

3. Impacta positivamente en el entorno con su presencia, favoreciendo el comercio justo y el enriquecimiento local, al tiempo que reduce al máximo su huella ecológica y cultural.

4. Respeta las costumbres locales en el modo de vestir y comportarse públicamente.

5. Demuestra paciencia y comprensión ante situaciones que le resultan extrañas o absurdas según sus estándares.

6. Reconoce la importancia de la dignidad de ambas partes, locales y extranjeros.

7. Ahorra recursos usando los medios menos contaminantes y escogiendo rutas razonables en términos de distancias y tiempos.

8. Ayuda a proteger los ecosistemas naturales, respetando la fauna y la flora local, y no contaminando.

9. Educa y enseña también, especialmente a los niños, a que el viajero no es un regalo andante.

10. Compra exclusivamente artículos que no perjudiquen los ecosistemas locales, y que no estén prohibidos.

Y tú ¿qué consejos darías para viajar de forma responsable?

Es fácil contribuir a la movilidad sostenible

La movilidad sostenible es una necesidad que poco a poco está calando en la mente de las personas pero que aún tiene mucho recorrido por hacer. Para conseguir llevarla a cabo sobretodo dentro de las ciudades, es necesario tener en cuenta varios aspectos que os vamos a comentar a continuación.

1. Camina

Sin duda es la palabra que mejor se asocia a la movilidad sostenible. Las mejores ciudades son aquellas que disfrutan de entornos peatonales agradables. Caminar no contamina nada, es beneficioso para la salud y llena las calles de gente y de vida. Por eso es muy importante que los ayuntamientos adopten medidas para fomentar el movimiento de los viandantes. En este caso es importante hacer atractiva visualmente la ciudad para que a la gente le resulte agradable pasear por la ciudad y no quiera coger ningún vehículo para desplazarse. Caminar es la piedra angular de cualquier ciudad sostenible.

2. Aprovecha tu propia energía

Las bicicletas son la otra forma más sostenible de desplazarse por las ciudades. Juntar a viandantes con ciclistas urbanos de una manera segura para ambos e integradora, debe de ser primordial para cualquier ayuntamiento que se precie. Para aquellos trayectos cortos evita usar el coche y disfruta de la bicicleta. Para fomentarla hay que ofrecer servicios que faciliten su uso y conseguir que los ciclistas se sientan seguros circulando por las calzadas, y para eso, es importante llevar a cabo acciones que limiten el uso de los coches como reducir la velocidad máxima, encarecer los aparcamientos, etc. Cuantos más ciclistas haya circulando por la carretera más seguros se sentirán y los conductores/as de coches más atención tendrán que prestar.

3. Comparte la movilidad

Para trayectos más largos en los que no sea posible usar la bicicleta es importante cambiar el chip y usar una movilidad alternativa al uso particular e individual del coche de combustión interna. La alternativa es el ya conocido transporte público u otros conceptos de movilidad compartida como el carsharing o carpooling que permite racionalizar el uso del coche despejando las calles. Si la distancia lo permite alquila este tipo de servicios pero con coches eléctricos para así, reducir los niveles de CO2 emitidos a la atmósfera y ahorrar costes. Además te permitirá conocer gente y realizar un viaje más ameno.

4. Haz tu negocio más verde

Las empresas que realizan repartos a empresas o particulares o aquellas empresas donde sus trabajadores/as deben desplazarse por motivos laborales por la ciudad o sitios relativamente cercanos a su oficina, deben de concienciarse y usar vehículos eléctricos que les permitan realizar sus desplazamientos de forma cómoda y sin contaminar. Esto afortunadamente, poco a poco se está realizando y ya vemos como organizaciones empiezan a contratar servicios de empresas que contratan por ejemplo en leasing, flotas de vehículos eléctricos.

5. Reutilicemos el espacio

Para mantener una ciudad viva y alegre donde a la gente le guste desplazarse por ella es importante el aspecto estético de la ciudad, por lo que es importante mantener y crear zonas verdes. Allá por el 2030, las ciudades alojarán a 2 mil millones de personas más, por lo que antes de acabar con los espacios verdes lo que hay que hacer es construir en zonas en desuso haciendo una edificación sostenible.

6. Hagamos que dure

Invertir en el entorno urbano y su mantenimiento es tan importante como invertir en transporte sostenible. Con un planteamiento y mantenimiento correctos, todos los elementos de una ciudad pueden durar no sólo décadas, sino siglos. Diseños y materiales de alta calidad, así como un adecuado manejo del espacio público son clave para la creación de calles alegres y sostenibles.

En Emaús Bilbao además de exponer lo que para nosotros debe ser la movilidad sostenible próximamente os daremos el espacio online donde poder discutir y proponer soluciones sobre todas las cuestiones referentes a este tema además de ofrecer servicios de movilidad sostenible pilotos y/o definitivos sacados a partir de la interacción con vosotros/as. Esto se hará a través del edificio CEDEMOS que está ubicado en Getxo (Bizkaia) y de la plataforma 2.0 que estamos desarrollando y que en poco tiempo saldrá a la luz.

A %d blogueros les gusta esto: